fbpx
10
Sáb, Jun

Noticias 5G Colombia

Según un informe, nueve países en Latinoamérica han dispuesto el otorgamiento de más frecuencias para la industria de las telco.

Cada vez más la quinta generación de redes móviles, mejor conocida como 5G, aterriza con mucha más fuerza en los países. Si bien su despliegue promete revolucionar la forma en cómo nos comunicamos,también suscita un impacto positivo en otras industrias. 

Pero antes de dar ese salto hacia una nueva generación que requiere de una mayor cantidad de espectro móvil, es preciso analizar cuáles han sido los avances que se han venido dando a nivel regional con respecto a la habilitación de este insumo en los últimos meses.  De acuerdo con un informe de la organización 5G Americas, entidad que reúne a proveedores de servicios y fabricantes de la industria de las telecomunicaciones, nueve países en Latinoamérica “han anunciado, comenzado o completado procedimientos para la asignación de frecuencias de espectro radioeléctrico para servicios móviles”, lo que se traduce en habilitar una mayor capacidad que permitirá el flujo de los datos. “Estamos en una gran coyuntura a nivel regional. Naciones como Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Panamá, Perú y Uruguay han dispuesto el otorgamiento de más frecuencias para la industria de telecomunicaciones”, destaca José Otero, vicepresidente de 5G Americas. Para Otero, la mejor forma de entender la importancia de la liberación del espectro y que ayudaría a la entrada del 5G es ubicarnos en una autopista. “El espectro es como una gran autopista y los carros son los datos, si se tienen pocos carros en la vía estos vehículos se movilizarán sin ninguna dificultad, pero si empiezan a circular muchos más carros será necesario abrir más carriles, en este caso habilitar más espectro”, comenta Otero.

Cómo van los países 

Entre las novedades que señala el reporte se destaca que El Salvador acaba de adjudicar el pasado febrero 30 MHz en la banda de AWS (Advanced Wireless Services), servicios avanzados de red inalámbrica, comprendida en 1700-2100 MHz. Por su parte, Panamá abrió una licitación orientada al ingreso de un tercer operador de celular en el país, “además de recibir solicitudes de asignación de espectro para los operadores existentes”.  Asimismo, se destaca que México, Colombia y Costa Rica han abierto consultas públicas para otorgar espectro radioeléctrico en diversas frecuencias, tanto altas, medias y bajas, mientras que en Perú se relanzó una subasta para incrementar el espectro disponible en las bandas AWS-3 y 2,3 GHz.Por el lado de Uruguay, este país completó recientemente el proceso de consulta pública, y el borrador de bases y condiciones para la subasta de espectro radioeléctrico, pasando al poder ejecutivo. Se espera que pronto se publique la convocatoria para esta subasta. En simultáneo, Argentina ya definió que realizará “una concesión de 300 MHz en la banda de 3,5 GHz y se espera que en la primera mitad de este año se publique el pliego para la licitación”, destaca el reporte. Por último, sobresale el proceso de subasta que se viene adelantando en Chile comprendiendo también a la banda de 3,5 GHz. “Ante este panorama tenemos que decir que sí se vienen dando avances importantes en la región con el fin de seguir expandiendo las diferentes tecnologías. Sabemos que no es un proceso fácil y que es necesario un trabajo continúo”, enfatiza Otero.

Los grandes desafíos

Y si bien la liberación del espectro es uno de los primeros pasos para habilitar más flujo de datos y preparar la autopista para el 5G, regresando a la analogía antes mencionada, lo cierto es que este proceso no es algo que sea “fácil o barato”.El vicepresidente de 5G Americas reconoce que hay que tener en cuenta una hoja de ruta que incluya, como primera medida, las frecuencias que son recomendadas para el servicio móvil a nivel internacional.  En segundo lugar, hay que corroborar que esas frecuencias están disponibles y para qué se están utilizando a nivel local. Por último apunta que si las frecuencias están disponibles se debe garantizar una migración viable. “Ahora bien, cuando se habla de dar ese salto a 5G, el espectro es uno de los componente, ya que hay otros elementos que también se tienen que tener en cuenta, como por ejemplo la infraestructura, cuál es el modelo de los operadores móviles, entre otros”, agrega Otero. 

¿Cuánto se necesita? 

De acuerdo con un informe de la organización GSMA, que reúne a operadores móviles y compañías relacionadas a la industria, la tecnología 5G necesita una cantidad considerable de espectro móvil, tanto nuevo y armonizado, por lo cual se “debe priorizar la desfragmentación y liberación de las principales banda”.“Los reguladores deberían intentar facilitar 80-100 MHz de espectro contiguo por operador en bandas medias 5G principales (es decir, de 3.5 GHz) y alrededor de 1 GHz por operador en bandas milimétricas (es decir, de 26/28 GHz)”, señala el informe de la GSMA.

Las bandas de frecuencia 

Según el informe de 5G Americas, las “bandas bajas” (bandas bajo 1 GHz) tienen propiedades superiores de propagación, ideales para cobertura en áreas amplias. Poseen menores anchos de banda comparadas con bandas de frecuencias más altas. Ejemplos: 700 MHz, 850 MHz. Se excluye espectro provisional o para pruebas. Las “bandas medias” (bandas sobre 1 GHz y bajo 6 GHz) tienen menores propiedades de propagación que las “bandas bajas”, pero un mayor ancho de banda disponible que permite utilizarlas como “bandas de capacidad”.Presentan un punto medio entre capacidad y propagación. Ejemplos: 1,9 GHz, 2,5 GHz. Se excluye espectro provisional o para pruebas.

Fuente: Portafolio – Marzo 13 de 2023 

Recomendados