fbpx
21
Jue, Oct

Especial 3G
Uno de los primeros colombianos en probar 3G, el periodista de la sección Tecnología de EL TIEMPO Álvaro Sandoval, comparte sus primeras vivencias con esta nueva tecnología.

Durante el último mes tuve la oportunidad de probar la tecnología 3G de Comcel, y debo decir que aunque la experiencia fue satisfactoria, no resultó ser todo lo que esperaba, en especial en lo que tiene que ver con el Internet móvil.

Vamos por partes. Hay que recordar que Comcel puso en marcha la operación de su nueva red con la oferta de dos servicios: videollamadas e Internet móvil.

En lo que tiene que ver con las videollamadas, no hay duda de que es toda una novedad para el usuario y seguro va a ser un motor para las ventas de la empresa en este segmento.

Precisamente, lo primero que hice cuando recibí los dos equipos (Nokia 6120) de Comcel para hacer las pruebas fue realizar una videollamada a uno de mis compañeros de la oficina. El resultado: una imagen de calidad razonable y un sonido que exige estar en lugar tranquilo para comunicarse o el uso de los audífonos que vienen con el equipo.

"En este caso, debo decir de entrada que pienso que la navegación en Internet por el celular sigue siendo tan incómoda e impráctica en un teléfono de 2G como en uno de 3G. Claro, es mucho más rápida en esta última."

Pero más allá de estos detalles técnicos, el reto fue convencer a mi esposa de que usara el otro equipo. Los primeros días la "videollamaba" de la sala a nuestro cuarto y se tornaba divertido. Incluso mi hija la veía en la pantalla de mi equipo y lo agarraba a besos.

Todo iba bien hasta el día en que la llamé y ella estaba en el supermercado. Yo le empecé a hablar de varias cosas pendientes que tocaba agregar a la lista y ella acercó el teléfono a su rostro y me respondió: "Alvaro, yo aquí (en el Éxito) no me voy a poner a hablar por este teléfono", y me colgó.

Por supuesto, deducirán que terminé hablando con ella por mi celular de segunda generación para terminar la lista del mercado.

¿Y por qué les cuento todo esto? Básicamente, porque hay que entender que el verdadero desafío de los operadores celulares con un servicio como las videollamadas no va a ser el desempeño de su red, sino generar el interés de la gente para que la vean cuando la llaman. Pilas, que en otros mercados la cosa no ha sonado mucho.

Por el contrario, lo que sí ha dado muestras de éxito comercial en otros países del mundo que han adoptado 3G, como Estados Unidos, es la posibilidad de experimentar con el verdadero Internet móvil.

En este caso, debo decir de entrada que pienso que la navegación en Internet por el celular sigue siendo tan incómoda e impráctica en un teléfono de 2G como en uno de 3G. Claro, es mucho más rápida en esta última.

Además, confieso que esperaba que las cosas mejoraran al conectar el celular a mi portátil, pero no fue así. De los 1,4 Mbps anunciados por Comcel, el celular solo me otorgó velocidades de navegación entre los 480 y los 700 Kbps.

Me dicen algunos colegas que el desempeño de navegación sobre la red 3G de Comcel es mejor con un módem USB pero, desafortunadamente, no lo pude probar.

Supongo, por lo que me dicen algunos fabricantes de redes, que con el paso de los días la estabilidad y el desempeño de la red 3G para navegación será mucho mejor, y yo tengo fe en que eso sucederá.

 

Fuente: Revista Enter Edición Impresa – Marzo 16 de 2008

{mosgoogle}

{moscomment}

Recomendados