fbpx
15
Lun, Jul

Yo informo en Comunidad OLA

Las telcos advierten que no podrán asumir solas las inversiones que requieren las redes ante el aumento de la demanda. Por eso, piden que las principales generadoras, las Big Tech, contribuyan al financiamiento.

Las grandes empresas de telecomunicaciones de América Latina ―entre las que se encuentranAmérica Móvil, Digicel, Telefónica, Millicom, Liberty Latin America, Entel, Algar y TIM―hicieron un llamado a los gobiernos de la región para que promuevan que las Big Tech contribuyan de manera justa(Fair Share) a la financiación de las redes de infraestructura.

A través de la GSMA, asociación que representa esta industria a nivel mundial, las compañías emitieron un posicionamiento en el que advierten que la capacidad de la región para aprovechar las oportunidades de la digitalización y la conectividad está en riesgodebidoal modelo de inversión desequilibradoque persiste en la actualidad.

El sector de telecomunicaciones en todo el mundo pide que las grandes empresas de tecnología ―Meta, Netflix, YouTube, Amazon, Google, entre otras― aporten al sostenimiento de las redes, ya que sus servicios son responsables de gran parte del tráfico de datos que se mueve a través de ellas.

Sin embargo, hasta ahora estas compañías no contribuyen al financiamiento del despliegue y mantenimiento de las redes, señaló la industria telco de América Latina.

A medida que los servicios y aplicaciones digitales aumentan, también el tráfico de datos en Internet crece. Actualmente, el consumo de datos móviles en la región es de 11 GB por cada teléfono inteligente. Ypara 2028, se espera que esta cifra se cuadruplique hasta 40 GB.

Millicom, América Móvil, Telefónica, Liberty Latin America y el resto de telcos de la región dijeron que hacer frente aesta futura demanda de Internetrequerirá inversiones adicionales en las redes de telecomunicaciones.

Y al mismo tiempo, el sector tiene que trabajar en la expansión de la cobertura de servicios móviles para cerrar la brecha digital, dado quemás de 252 mil 800 millones de personas en América Latina y el Caribe aún no están conectadas.

Los operadores de telecomunicacionesno podrán asumir estos retos solos. Por eso, se necesita la participación justa de las empresas tecnológicas, afirmó la GSMA.

“Para lograr el futuro digital de los usuarios y de las industrias de la región, hacemos un llamado a quienes elaboran las políticas públicas en América Latina y el Caribe para habilitaresquemas flexibles en los que todos los participantes del ecosistema digital puedan contribuir de manera equitativaal despliegue de una infraestructura digital que será clave para el desarrollo económico y social”, comentó la organización.

Y agregó que “un mecanismo de contribución justa, basado en un mercado de dos lados, beneficiaría a todo el ecosistema: usuarios, Big Tech generadoras de tráfico, proveedores más pequeños de contenidos y aplicaciones y operadores de redes”. 

En la región,Brasil lleva la delantera en el estudiode modelos de coinversión. La Agencia Nacional de Telecomunicacionesestá en proceso de construiruna propuesta al respecto. Pero el debate sobre Fair Share no es exclusivo de América Latina sino que se está desarrollandoen todo el mundo. 

Por otro lado, las Big Tech rechazan que se les obligue a pagar una parte de las inversiones que requieren las redes, pues consideran que ya contribuyen a la creación de infraestructura de conectividad. Por ejemplo,algunas han impulsado la construcción de cables submarinos.

La discusión aún continuará. Sobre todo, las telcos esperan impulsar modelos de Fair Share en Europa y América Latina, pues en Estados Unidos (de donde provienen la mayoría de Big Tech) esta idea no ha ganado tanto apoyo.

Además, si se llega a aceptar que exista una contribución justa, otro desafío será definircómo se haría esta distribuciónyde qué manera esto cambiaría el funcionamiento de Internet.

Fuente: DPL News – Febrero 23 de 2024 

Recomendados