fbpx
11
Jue, Ago

Noticias Tecnológicas

La startup con sede en Londres Nothing desvelará el 12 de julio primer smartphone con el que aterrizará en el mercado, el Phone (1),

La hipercompetitiva industria de los teléfonos inteligentes tiene un nuevo contendiente. Se trata de la startup con sede en Londres Nothing, creada por el fundador de la china OnePlus, Carl Pei, que el próximo 12 de julio desvelará el primer smartphone con el que aterrizará en el mercado, el Phone (1).

El dispositivo, que saldrá a la venta este verano y del que ya han trascendido algunas imágenes, tiene una parte posterior transparente que revela componentes electrónicos, como una bobina de carga inalámbrica que normalmente está oculta, y funciona con el sistema operativo Android. Además, estará alimentado por un procesador Qualcomm Snapdragon, uno de los más potentes del mercado.

Pei quiere que esta sea la seña de identidad de sus productos. El fundador de la startup defiende una "ingeniería transparente", llevando la tecnología a lo esencial y asegurando que cada detalle y byte tengan un propósito.

Hasta ahora, Nothing solo ha lanzado un producto, los ear (1), unos auriculares inalámbricos y transparentes que han tenido un gran éxito comercial. Llegaron al mercado el pasado agosto y ya han vendido más de 530.000 unidades, según la empresa.

No es habitual ver nuevos fabricantes, y menos de origen europeo, aterrizando en la industria de los smartphone, donde un puñado de grandes empresas, la mayoría asiáticas, se reparten el grueso del negocio.

Según la firma de investigación de mercado Counterpoint, solo cuatro grupos -Samsung, Apple, Xiaomi y BBK, dueña de marcas como OPPO, OnePlus, vivo o realme- representaron casi las tres cuartas partes de los 1.400 millones de teléfonos inteligentes vendidos en todo el mundo el año pasado.

De hecho hay precedentes como el de Essential, fundada por el cofundador del sistema operativo móvil Android, Andy Rubin, que no invitan al optimismo. Essential, de la que Nothing adquirió los derechos de marca a principios del año pasado, cerró en 2020 después de que su smartphone vendiera menos de 100.000 unidades en sus primeros seis meses a a la venta, según estimaciones de la firma de investigación IDC.

Pero Nothing parece tener unos cimientos sólidos. La startup ha recaudado hasta la fecha más de US$200 millones para lanzar su primer teléfono inteligente y tiene al fabricante de chips Qualcomm como socio tecnológico. La startup cuenta con el respaldo del brazo de capital de riesgo de Alphabet, EQT Ventures, y reconocidos inversores privados como Kevin Lin (cofundador de Twitch), Steve Huffman (cofundador y CEO de Reddit) y el exdiseñador de Apple Tony Fadell.

El objetivo de Pei no es competir con otros teléfonos Android como hacía con OnePlus, sino atacar al pez más grande. "Muchos fabricantes de Android simplemente se están quitando cuota de mercado unos a otros y no están haciendo nada muy diferente para poder siquiera intentar quitarle cuota a Apple", dijo el fundador de Nothing en una entrevista reciente con Financial Times. "Creo que el resultado de este producto es que convertiremos a más usuarios de iPhone que otros teléfonos Android".

Fuente: La República – Junio 22 de 2022

Recomendados