fbpx
26
Dom, May

Operadores

Un viaje épico a la conectividad. Claro Colombia unió a Leticia con Colombia a través de un tendido de fibra óptica de 5.244 km que pasa por cuatro países.

Dicen que la jungla lo devora todo. Que sus secretos son trampas mortales y sus senderos, laberintos sin salida. Un océano de vegetación que ahoga todo intento de avance. Quien se atreva a desafiarla se enfrentará a sus caprichos más crueles y a sus misterios más profundos. Tal vez por ello, la tecnología casi siempre llega tarde. O nunca llega.

Sin embargo, más allá de los desafíos, hay visionarios que se aventuran a conectar grandes centros urbanos con poblaciones en medio de la maraña. Es en esta travesía donde Claro Colombia desafió la implacable naturaleza para llevar conectividad por fibra óptica desde Bogotá hasta Leticia, en mismísimo corazón de la selva amazónica.

Para lograrlo, interconectó un tramo de la red dorsal terrestre de América Móvil que comunica a Bogotá con Lima con la fibra óptica de Claro Perú que llega a Iquitos. De allí, lanzó un tendido de cable hasta Leticia.

fibra optica claro Leticia

«Tuvimos que sortear una serie de desafíos técnicos y logísticos sin precedentes», recuerda Hugo Salazar, director de tecnología, de Claro Colombia, quien —junto con varios técnicos— recorrió una a una las torres de energía que llevaban la conectividad entre Yurimaguas e Iquitos. Lo hicieron en carro, en mototaxi y a pie, “hasta llegar a la última torre”, dice.

Una vez allí, los equipos de Claro Colombia se dieron a la tarea de aterrizar la fibra óptica justo en la orilla del río Amazonas para internarla de manera subfluvial y llevarla hasta Tabatinga, Brasil, a través de lanchas.

Fibra subfluvial

De lejos, la implementación de fibra óptica a nivel fluvial representa un desafío mayor que el tendido en el mar. Las fuertes corrientes cambiantes y la constante erosión del material son problemas continuos que hacen compleja la instalación y retrasan los trabajos.

Fuente: Portafolio – Marzo 20 de 2024 

Recomendados