fbpx
30
Mié, Sep

Telecomunicaciones

La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) actualizó las condiciones que rigen para que las empresas de telecomunicaciones puedan utilizar infraestructura eléctrica para prestar servicios en Colombia. Redujo los valores entre un siete y un 74 por ciento, según estimaciones de la entidad. Los cambios entraron en vigencia el 24 de enero de 2020.

El valor a pagar por un poste de ocho metros se redujo un 67 por ciento hasta 13.655 pesos (4,05 dólares) mensuales, por uno de 10 metros un 69 por ciento hasta 14.295 pesos (4,23 dólares) y por uno de 12 metros un 57 por ciento hasta 21.709 pesos (6,43 dólares). En tanto, contar con luz verde para el uso de un apoyo para un poste de 12 metros cayó 73 por ciento hasta 21.709 pesos (6,43 dólares).

El metro lineal de ducto cuesta ahora entre 2.018 pesos (0,59 dólares) y 4.036 pesos (1,19 dólares) al mes dependiendo si la canalización tiene uno o dos ductos, lo que significa una variación negativa de entre el 49 y el 74 por ciento contra el valor único anterior. El valor para usar una torre de 15 kV y para una torre de sistema de transmisión nacional de cualquier voltaje quedó establecido en 1.167.983 pesos (346,1 dólares) mensuales, entre siete y 37 por ciento menos que antes.

“Una de las tareas de regulación es eliminar las barreras que tiene el desarrollo de la cobertura de los servicios de comunicaciones en especial en las zonas de difícil acceso o rurales. Con esta medida vamos a reducir los costos en los que incurren los operadores de servicios de comunicaciones que les impide ampliar su cobertura y llevar servicios digitales a las zonas más alejadas”, dijo al respecto el comisionado de la CRC, Sergio Martínez.

Adicionalmente a esto, el gobierno local trabajó en la revisión de los Planes de Ordenamiento Territorial y los últimos datos disponibles indican que el 62 por ciento de los municipios locales adoptaron normas para facilitar el despliegue de infraestructura en el país. También la Agencia Nacional de Espectro (ANE) trabaja en modificar las reglas que corren para la instalación de antenas y agilización de todos los trámites que rigen para el sector.

La nueva legislación local se condice con estrategias similares que corren en otros países de la región, como el caso de México, que implementó nuevas condiciones para que operadores usen postes eléctricos a partir de 2019. En Brasil también hay tarifas tope para la compartición pero el desacuerdo entre unos y otros actores elevó miles de los casos a instancias judiciales. Colombia ahora se suma con una propuesta que podrá medir su éxito con el correr de los acuerdos.

Fuente: Telesemana – Enero 27 de 2020

Recomendados