fbpx
25
Lun, May

Telecomunicaciones

La polémica alrededor del futuro administrador del dominio .CO tomó un nuevo rumbo con la decisión del Juzgado 42 de Bogotá, que declaró improcedente la acción de tutela interpuesta por el consorcio DotCO en contra del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC). Tras semanas de polémica, el juzgado 42 de Bogotá desestimó violaciones al debido proceso.


Tras semanas de tensión, el juez puso freno a las pretensiones del participante en la licitación, que se llevó a cabo el pasado 3 de abril y resultó en una victoria para el actual administrador del dominio .CO Internet SAS. 

El dominio es un recurso importante en la industria digital puesto que el nombre de internet que se le asignó a Colombia también puede ser de interés para empresas en el mundo que quieran adoptar el .CO como abreviatura de Company o Corporation.

La decisión del juzgado 42 Administrativo del Circuito Judicial de Bogotá fue conocida por un comunicado de prensa del MinTIC que fue publicado este lunes. 

El fallo a favor del ministerio indica “que la tutela es improcedente al no demostrarse la existencia de un perjuicio irremediable, ni que el ministerio incurrió en vía de hecho”.

La tutela, que argumentaba violación del debido proceso, fue solicitada por DotCO el pasado 16 de abril. Según la firma, los términos de la licitación indicaban una fórmula matemática que se habría ejecutado de una forma diferente a los pliegos de condiciones durante la audiencia. 

El MinTIC, en cabeza de la ministra saliente Sylvia Constaín, dijo en el momento que no hubo error en la aplicación ni contradicción con las condiciones de la licitación y dijo que estaban dispuestos a resolver todas las dudas, especialmente después de que la Procuraduría General de la Nación abriera investigación contra la secretaria general del MinTIC por ello.
 
Según el comunicado del Ministerio, el 21 de abril la cartera TIC entregó un documento con la explicación en detalle del cálculo utilizado y presentó sus argumentos sobre la improcedencia de la acción de tutela.

La sentencia 2020-067 del Juzgado 42 de Bogotá, fallada con fecha del 30 de abril, resolvió la disputa en favor del MinTIC. 

El texto, reza que "la tutela es un mecanismo constitucional excepcional, subsidiario y residual para la protección efectiva de los derechos fundamentales. La tutela de ninguna manera puede ser un mecanismo alternativo o paralelo a los ordinarios dispuesto por el ordenamiento jurídico a través del legislador. Por tal razón se considera como uno de los presupuestos generales de procedibilidad de la tutela, el que quien aspira a la protección constitucional haya agotado todos los medios ordinarios y extraordinarios- de defensa judicial [a su alcance], salvo que se trate de evitar la consumación de un perjuicio iusfundamental irremediable".

El texto reconoce que el juzgado debía estimar si es o no procedente el mecanismo de acción de tutela "para desatar una controversia con respecto a la interpretación de una regla consagrada en los pliegos de condiciones para establecer el limite inferior de una propuesta económica dentro del proceso de licitación". 

Mientras que DotCO expresaba en el contexto de la pandemia la tutela era el mecanismo ante una "vía de hecho y perjuicio irremediable". El MinTIC argumentó que la controversia debía resolverse por jurisdicción ordinaria y que no existió una amenaza de vulneración a derechos fundamentales sino "una pretensión de carácter económico".

El Despacho judicial dijo que luego de estudiar los argumentos se concluyó "que la tutela es improcedente al no demostrarse la existencia de un perjuicio irremediable, ni que el ministerio incurrió en vía de hecho".

Según el comunicado del MinTIC, el Gobierno destaca que el proceso "ha sido reconocido por su transparencia, objetividad, buena fe contractual, por la aplicación fiel a las reglas de juego y por la protección del interés de todos los colombianos".

Fuente: El Tiempo - Mayo 5 de 2020

Recomendados