fbpx
31
Sáb, Oct

Telecomunicaciones

El director de Partners en Colombia, Chris Bannister, dio detalles a Dinero de los planes de la compañía en el país, así como de la tensión que enfrentan con los operadores ya establecidos como Claro, que según afirma, estaría retrasando su llegada al mercado local.

Aún en medio de la polémica generada alrededor de su ingreso al país, el fondo Novators Partners promete ser el dinamizador del mercado de las telecomunicaciones en Colombia. Su meta a cinco años es alcanzar el 25% de participación de mercado, generar más de 2.000 empleos y conectar a los “desconectados” del país.

Para lograr esto, en medio de la pandemia y de las tensiones con los operadores establecidos en el país, ha iniciado el despliegue de infraestructura, la contratación de personal y hasta el arrendamiento de oficinas para comenzar formalmente su operación en el país. 

En entrevista con Dinero, el director de Partners en Colombia, Chris Bannister, afirmó que están avanzando para lograrlo, aun cuando sus contrincantes presuntamente están haciendo lo posible por retrasar su entrada al mercado, como por ejemplo, señala, evitar los procesos de interconexión. 

Dinero: ¿Cuál es la perspectiva general que tiene Partners sobre el mercado colombiano? 

Chris Bannister: Tras cuatro años de operar en Chile y lograr una participación del 20% en ese mercado, en Partners nos dimos a la tarea de buscar nuevos mercados en los que podríamos llevar nuestra oferta y en los que podríamos contribuir a su crecimiento y conectividad. En esa búsqueda, vimos a Colombia como un destino atractivo pues es un país de más de 50 millones de habitantes, con uno de los costos más altos en los servicios de telefonía móvil, con clientes inconformes con el mercado y que constantemente están buscando cambiarse de operador. Una tasa de aproximadamente el 30%. 

Luego, con la ley TIC que abrió la puerta a la subasta del espectro, los planes comenzaron a alinearse y empezamos a ver las probabilidades de que en Colombia se dieran las transformaciones que logramos en Chile y Polonia. Y aquí estamos. 

D:¿Cuál ha sido la estrategia del fondo para dar ese aterrizaje? 

CB: Sin duda la atracción por entrar a este mercado la generó la subasta del espectro. El hecho de que el Gobierno abriera esta licitación en las bandas bajas y medias facilitó mucho los planes que tenemos para conectar a los desconectados en Colombia y a un sinnúmero de usuarios inconformes con los servicios de los operadores actuales. En este momento tenemos una estrategia de inversión de US$1.000 millones en los próximos 5 años, un importante plan de generación de empleo con un estimado de 2.000 puestos de trabajo en los siguientes dos años y, a pesar de la pandemia, seguimos positivos con el plan de inversión y a la espera de cómo se va desarrollando el mercado colombiano. A esto se une el concepto de la marca que está basado en entregar servicios de calidad, de invertir fuertemente en tecnología y en una cultura corporativa que se traduzca en mejor atención para nuestros clientes. 

D: Su participación en la subasta del espectro generó polémica. Además del error en el proceso, la multa emitida por el MinTIC generó un sinsabor en los participantes. Aún con esto, ustedes mantienen sus planes. ¿Qué ha cambiado desde entonces y cómo avanzan sus proyectos? 

CB: Han pasado muchas cosas desde ese momento. Se estableció la garantía de cumplimiento con el Gobierno por US$300 millones en los próximos cinco años; se realizó el pago correspondiente a US$30 millones por el uso de la licencia de espectro y se han realizado inversiones por 100 millones, recursos que corresponden a la inversión del primer año en el país. De igual manera, hemos reclutado a 220 talentos colombianos que se han sumado a este viaje, tenemos nuestras nuevas oficinas a las cuales esperamos llegar una vez se supere la emergencia. Adicionalmente, hemos avanzado en la construcción de los datacenters, dos en Bogotá y uno en Medellín. 

D: ¿Y el despliegue de infraestructura? 

CB: Se ha avanzado en el despliegue de la red, tanto de la comercial en las zonas principales como en la de las zonas rurales del país, que representan una parte importante de nuestros compromisos con el Gobierno en la asignación de espectro. En ese sentido, estamos en la búsqueda técnica de sitios estratégicos para ese despliegue en cinco de las principales ciudades. También se ha avanzado en el alquiler de sitios de las torres, con más de 5.500 contratos para ello. En los próximos seis meses esperamos tener un despliegue de 2.000 zonas. Por su parte, en las zonas rurales, tenemos un compromiso de conectividad de 674 sitios. De estos, la búsqueda técnica está alrededor del 65% y de estas el 35% ya tienen contratos para iniciar obras.

D: ¿Cómo ha sido iniciar este proceso en medio de la pandemia? 

CB: Realmente las cosas han marchado mejor de lo que pensaba. Hemos logrado la contratación de personal 100% virtual, hacer seguimiento a los avances en cada uno de los puntos estratégicos y hemos encontrado diferentes maneras de generar una cultura corporativa en medio de esta situación. Hay temas que son complejos de manejar desde lo virtual, pero me siento afortunado por todo lo que hemos logrado en estos últimos meses.

D: ¿Ha afectado de alguna manera el cronograma de la compañía? 

CB: No. Si bien pensábamos que iba a ser complejo por las restricciones de la pandemia, la verdad es que no hemos presentado inconvenientes y el cronograma no ha tenido ninguna alteración. Realmente, los inconvenientes los hemos encontrado con los actuales operadores del mercado que han puesto en marcha diferentes acciones para afectar nuestro ingreso. 

D: ¿Qué tipo de afectaciones? 

CB: Por una parte está el tema de la interconexión tanto de Claro como de Tigo. Si bien con Movistar se hizo efectivo el proceso, estos operadores se han rehusado a dar este paso. Hemos buscado diferentes espacios en los que podamos plantear un acuerdo en este sentido pero no se ha podido. De hecho, el pasado lunes tuvimos una reunión con la CRC y en la que esperábamos tener con Claro un acuerdo, pero ese día el ejército de abogados estaba ocupado para el encuentro. Lo han venido postergando bastante y lo que demuestra es la dominancia que tiene en el mercado. Es ese lado oscuro del sector, que lo que está haciendo es evitar que llegue esa competencia que dará dinamismo al mercado, y generando consecuencias negativas en temas de competitividad al país. 

D: La dominancia o no de Claro en Colombia está pendiente de definición por parte de las autoridades. ¿Qué tiene para decir Partners al respecto? 

CB: Hay dos formas de ver la dominancia de Claro en el país. Por una parte, el no generar la interconexión con los otros operadores, y por otra la dominancia de tipo emocional e intimidante que ejerce. Veo la actitud de Claro como la del niño que hace bullying en el colegio, en donde lo que busca es prevenir o retrasar el ingreso de un nuevo operador en el país. Recientemente nosotros presentamos ante la SIC un recurso por temas discriminatorios y anticompetitivos por parte del operador. Hemos encontrado varias prácticas de este tipo, como por ejemplo el ofrecer tarifas a la base de usuarios de Avantel que no ofrece a ningún otro operador ni a sus propios usuarios. El abuso de posición dominante del “Dark side” pone en riesgo la inversión y el empleo.

Sin embargo, estoy convencido de que las autoridades van a continuar ofreciendo todas las garantías para que este lado oscuro y dominante, no pueda continuar con su matoneo contra la libre y justa competencia. Ya llegará el momento en que Claro y su aliado menor, Tigo, dejen de abusar y sea viable competir en el campo comercial en beneficio de la gente.

D: ¿Qué responden ante las denuncias de irregularidades en la compra de Avantel? 

CB: Claro ha competido con nosotros en Chile y saben cómo somos. Lo que están haciendo es retrasar nuestra llegada. En las últimas semanas se han presentado más de seis demandas para dañar la reputación de la compañía, para enterrarnos en líos jurídicos que traen en este momento y así obstaculizar nuestra entrada. Y eso solo genera afectaciones en la inversión y en la generación de empleo en el país. 

D: ¿Cómo se llevó a cabo esa integración? 

CB: Cuando se dio la llegada al país habían dos opciones. Una llegar como un operador nuevo e iniciar desde cero. La otra entrar adquiriendo un operador ya existente. En el proceso de la subasta del espectro hicimos las consultas pertinentes al Ministerio de las TIC sobre qué pasaba si se hacía la adquisición de un operador ya existente, recibiendo una respuesta positiva de la entidad. Una vez realizadas esas averiguaciones, dos operadores tenían la intención de ser adquiridos, entre ellos Avantel. Iniciamos las negociaciones que concluyeron en junio con las notificaciones correspondientes a las autoridades y dentro del marco legal. 

D: Recientemente salió un estudio sobre cómo la concentración del mercado de las telecomunicaciones afecta la competitividad del país. En este se hacen una serie de recomendaciones, como por ejemplo, mejorar aspectos legales que den más seguridad a los nuevos jugadores. ¿Cómo ven al país en ese sentido? 

CB: Como compañía creemos totalmente en las autoridades. La normatividad en Colombia es bastante robusta, precisamente por eso hemos puesto en marcha nuestro plan de inversión. Lo que realmente necesita revisarse es el tema de la dominancia y la influencia dentro del mercado.

D: ¿Cómo espera Partners ser ese agente de cambio y eliminar la concentración del mercado? 

CB: El mercado está así porque los operadores se sienten cómodos en su posición, y se han vuelto competidores gordos y perezosos que no buscan generar un valor agregado para sus clientes.

Nosotros queremos traer una compañía en la que los colombianos crean, que les ofrezca un mejor servicio, con altas inversiones en infraestructura y con una oferta de precios atractiva que dinamice el sector. Esto lo haremos bajo tres valores: compromiso, pasión y honestidad.

Fuente: Dinero – Agosto 26 de 2020

Recomendados