fbpx
31
Sáb, Oct

Telecomunicaciones

“La pandemia aplazará dos o tres años la llegada del 5G a Colombia”, lanzó el presidente local de Tigo, Marcelo Cataldo, en un discurso en que consideró que desarrollar despliegues de este tipo cuando todavía se necesita cerrar la brecha digital sería elitista y poco realista. «Hay que tener los pies sobre la tierra, hay otros momentos para soñar”, disparó en clara disonancia con el optimismo sobre el que se mueven las autoridades del país.

Para Cataldo el 5G será una de las víctimas centrales de la emergencia sanitaria que obligó a las empresas del sector a cambiar sus prioridades. Casi contestando a críticas que todavía no llegaron, añadió que la empresa entiende el potencial de esta tecnología —fue el primero en hacer pruebas— pero también es consciente de que el país “tiene un rezago enorme en el despliegue de 4G y que ese debería ser el foco de todos en este momento”.

Ver: TigoUne ya hace pruebas en 5G en Colombia

El ejecutivo defendió su posición indicando que todavía existen unos 10 millones de colombianos que se conectan a Internet móvil vía 2G y 3G —son 9,5 millones según los últimos datos oficiales disponibles—. “Mientras hablamos de 5G, el país tiene una penetración 4G del 43 por ciento, cuando Chile llega al 91 por ciento y Brasil, a pesar de su extensión territorial, al 73 por ciento”, siguió.

Tras volver a poner en foco que “lo importante es cerrar la brecha y eso se hace con 4G”, expuso que todavía hay pocos terminales 5G y habló de dinero: “En el mundo se habla de inversiones astronómicas: Estados Unidos hizo una estimación inicial de 275.000 millones de dólares y podría duplicarse. El PBI anual de Colombia en tiempos pre-covid, para dar una idea, está alrededor de 330.000 millones de dólares”, alertó.

En las cifras para el segundo trimestre del año, Millicom enfatizó las dificultades que presenta el contexto para la industria, al catalogar al período como “uno de los más desafiantes de la historia”. En ese informe trimestral, en el que presentó pérdidas por 115 millones de dólares y baja de 6,9 por ciento en sus ingresos de Latinoamérica, caída en su Ebitda y menos inversiones, la compañía no mencionó ni una sola vez el concepto 5G.

Colombia ya entregó a Claro, Movistar y Tigo espectro en 3,5 GHz para generar pruebas de la nueva tecnología. El plan local proponía, antes de la pandemia, que para el segundo trimestre se identifiquen las necesidades locales en materia de espectro e indicaba al tercer trimestre de 2021 como fecha probable de asignación de la banda de 3,5 GHz. Habrá que ver si los otros operadores tienen las misma percepción que Tigo y cómo conviven los plazos planteados con la nueva realidad.

Cataldo, de paso, aprovechó los micrófonos para valorar la nueva ley TIC y la subasta de espectro que se llevó a cabo el año pasado tras un septenio sin procesos. Agregó que ya alcanza con la red de 700 MHz a 110 municipios y 18 departamentos para un total de 1,9 millones de colombianos. También ganó espectro en esa banda Partners, que planea presentarse pronto como nuevo competidor móvil, y Claro, que inició el despliegue a fines de julio.

Fuente: Telesemana – Agosto 28 de 2020

Recomendados