fbpx
03
Dom, Mar

Telecomunicaciones

Aseguran que estas medidas no promueven la competencia y afectarán el ecosistema digital.

La presidenta de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, María Fernanda Quiñones, explicó que las medidas de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) sobre la competencia no solo afectan las comunicaciones.

La CRC quiere promover una regulación del sector que afecta de forma directa a Claro, pocos días antes de que se lleve a cabo la subasta 5G.

“El punto y el debate regulatorio debe abordar dimensiones de inclusión digital que no sabemos hasta a dónde están teniéndose en cuenta, si bien es válido que se quiera tener un mercado más competido con mayor oferta de valor, hay que ver los efectos que tendrían esas medidas justificando esa competencia, y más en términos de conectividad”, explicó la directiva.

En ese mismo sentido, Juan Carlos Archila, presidente de América Móvil Colombia, dice que las medidas son inconvenientes porque, además de existir una gran variedad de actores en el mercado, imponen reglas que han llevado a una brecha digital muy alta.

“En el pasado a Claro, antes Comcel, en la subasta de 2003 se le habían puesto unas medidas similares y eso dio como resultado la brecha digital de conectividad del país”, dijo el directivo.

Para Quiñones, además del tema de tarifas, el punto de la cobertura y la experiencia del usuario son importantes y eso es lo que debe buscar el servicio de telecomunicaciones.

“En esas medidas hay que ofrecer seguridad jurídica e inversión en el sector, además del impacto sobre la banca digital, las plataformas audiovisuales y el comercio electrónico”, apuntó la directiva.

Cuestión de mercado 

Tanto el gremio como Claro estiman que la CRC realizar un verdadero análisisde costo-beneficio de las medidas y que se deben tener en cuenta a los proveedores de servicios y empresas pequeñas, pues creen que la reglamentación también reducirá el tamaño de los negocios y la generación de empleo.

"No siento que se esté considerando el tamaño del mercado, de las empresas y lo cierto es que la conectividad en Colombia sigue siendo muy precaria, y esto sin duda es un factor que afecta el comercio electrónico ya que todo nuestro sector es uno de los articuladores de los intecambios económicos digitales. Hay que ver si esta medida también va a facilitar que existan más intercambios, conectividad y si esos ajustes no va a retrasar nuestra inclusión económica", apuntó Quiñones.

De acuerdo con Archila, la otra preocupación es que estas discusiones se dan antes de la subasta 5G que se adelantará el próximo 20 de diciembre. 

"Claramente el cambio en las reglas de juego contenidas en las medidas atenta contra el plan del Gobierno de modernizar las comunicaciones con el 5G y la meta de alcanzar, por lo menos, un 85 por ciento de los colombianos conectados a Internet al final de este cuatrienio", destacó.

El directivo enfatizó en que los competidores de Claro quieren ganarse en la regulación lo que no se ganan invirtiendo y compitiendo en el mercado.

​"Claro ha invertido más de US$16 mil millones desde que adquirió Comcel en el año 2000. Eso es más del 50 por ciento de las inversiones acumuladas del sector. invierte entre US$800 millones y US$1,000 millones por año. Prácticamente el 100 por ciento de sus utilidades y tiene 50 por ciento más antenas que su competidor más cercano", sentenció.

Fuente: El Tiempo – Noviembre 28 de 2023

Recomendados